Alivio en Europa por el triunfo de Rutte en las elecciones de Holanda

El partido conservador del primer ministro Mark Rutte ganó las elecciones en Holanda y postergó al segundo lugar a la agrupación ultraderechista del líder Geert Wilders, aunque deberá forjar alguna alianza con otras formaciones para poder formar gobierno. “Es una noche en la que el pueblo ha dicho no a un tipo equivocado de populismo”, afirmó el premier, que agregó: “hoy vamos a tener fiesta pero mañana tenemos que volver a trabajar por Países Bajos”.

El Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD), de Rutte, obtendría 31 de los 150 escaños del Parlamento, 10 menos que en las últimas elecciones de 2012, de acuerdo con el sondeo, elaborado por la consultora Ipsos para la cadena de noticias pública holandesa NOS y la radio estatal RTL.

El euroescéptico Partido por la Libertad (PVV), del islamófobo Wilders, conseguiría 19 escaños, cuatro más que en 2012 pero menos que los 26 que logró en 2010, cuando se presentó por primera vez en elecciones generales.

También con una proyección de 19 asientos, la agrupación liberal de centro derecha Demócratas 66 y el partido de derecha Llamada Democristiana (CDA) compartieron el segundo lugar con el PVV, obteniendo, respectivamente, siete y seis escaños más que en los comicios de septiembre de 2012.

El partido de mejor desempeño relativo fue el de los verdes de GroenLinks (Izquierda verde), la coalición izquierdista del líder Jesse Klaver, la revelación de la campaña, que obtendría 16 bancas, 12 más que en 2012.

“El pueblo ha dicho no a un tipo equivocado de populismo”, aseguró Rutte en los festejos

Los laboristas del PvdA, de centro izquierda, que gobernaron la última legislatura en coalición con el VVD de Rutte, obtendrían apenas nueve escaños en uno de sus peores resultados en décadas, perdiendo 29 bancas respecto de las 38 que ganaron en 2012. El Parlamento holandés tiene 150 diputados y, para gobernar, se requiere un mínimo de 76 escaños.

La victoria de Rutte trajo alivio a una Europa que ve con preocupación el avance de los partidos de ultraderecha. Al respecto, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, celebró que los holandeses eligieran votar “por Europa y contra el extremismo”.

Mientras que el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, habló de una victoria para Europa. “Es una buena señal que un candidato ultraderechista como Geert Wilders no haya ganado”, dijo Gabriel.

Pese a todo, Wilders, en una combativa primera reacción, advirtió: “Rutte no se ha librado en absoluto de mí todavía”, según escribió en su cuenta de Twitter.

Fuente: Diario Bae

Compartir: