Balean al diputado nacional Héctor Olivares y matan a un funcionario que lo acompañaba

Héctor Olivares recibió varios disparo de dos atacantes desconocidos poco antes de las 7 de la mañana. Lo acompañaba, Miguel Marcelo Yadón, un funcionario que también recibió una bala y falleció

Hoy a las 6:51 de la mañana, Héctor Olivares, diputado de la UCR por La Rioja, fue baleado por dos atacantes desconocidos en la esquina del Congreso sobre la calle Rivadavia al 1600. El agresor, que disparó desde un vehículo en movimiento, huyó junto a su acompañante.

Olivares recibió un disparo en una pierna y otro en el tórax. Fue trasladado en grave estado al hospital Ramos Mejía. Miguel Marcelo Yadón, de 58 años coordinador de obras del Fondo Fiduciario de Transporte Eléctrico Federal de la provincia de La Rioja, acompañaba al diputado y también recibió un disparo en el abdomen según fuentes policiales. Murió en el acto.

En el momento del ataque, el diputado y su acompañante se encontraban realizando su rutina diaria de actividad física en la Plaza de los Dos Congresos, antes de dirigirse al Parlamento. Y según tenía previsto, esta tarde iba a viajar a su provincia.

Investigadores se encuentran en pleno relevo de la zona, pero pudieron anticipar que se trató de un acto premeditado.

La hipótesis más fuerte, hasta ahora, es de un hecho de agresión, un ataque sicario, y no un robo que devino en homicidio. Se relevan cámaras de seguridad de la zona. Los testigos vieron un Volkswagen Vento, color gris, patente LYS 656, salir a gran velocidad.

Olivares fue trasladado al Hospital Ramos Mejía. Alberto Crescenti, director del SAME, confirmó en declaraciones a TN que el diputado está “en grave estado”. “Lo están operando en este momento”, continuó Crescenti. Olivares, por su parte, habría recibido una segunda bala en el tórax.

Estela Andrades es la fiscal en turno a cargo de la investigación. El auto de los atacantes, por lo pronto, habría sido identificado.

La noticia sorprendió y conmocionó a todo el arco políticos y a la sociedad. El senador riojano Julio Martínez, compañero y amigo de Olivares, quebró en llanto cuando lo consultaron en radio La Red sobre lo que había sucedido: “No se entiende”, llegó a decir.

“Estoy tratando saber más, estoy en La Rioja enviando gente al hospital, muy conmovido por todo esto. Es una gran persona, ojalá salga todo bien”, aseguró Martínez antes de disculparse e interrumpir la comunicación.

Fuente: Infobae.com

Compartir: