Concepción del Uruguay: se hundió un buque amarrado al puerto

El mal estado general del barco y la acumulación de agua de lluvia y filtraciones hicieron que el Reyes del Mar diera vuelta campana y se hundiera frente a los muelles locales. Se investiga el caso y se cursaron intimaciones al propietario.

La jornada de ayer tuvo el llamativo acontencimiento del hundimiento del buque Reyes del Mar, que se hallaba amarrado en los muelles locales. LA CALLE pudo saber que el casco del mismo se encontraba debilitado tras un incendio sufrido hace varios años, y que el ingreso de agua de lluvia además de filtraciones propias motivaron que se escore a estribor y luego de vuelta campana, quedando con su quilla hacia arriba, además de dañar la estructura del muelle. Afortunadamente quienes trabajaron en el lugar dispusieron que se ordene el desembarco del personal que estaba abordo.

Imposible salvarlo

En diálogo con este medio, el jefe del Cuerpo de Bomberos, Carlos Nosalevich, señaló que ahora “hay causas a determinar, pero el agua filtrada, sumada al de lluvia es mucha cantidad y al no estar en funcionamiento no se pudo poner a trabajar las bombas de achique, debiendo retirarse, en acuerdo con Prefectura Naval, al personal y dejando que se produzca el desenlace. No se pudo hacer nada debido al riesgo que representaba. Se colocaron bombas de achique pero no eran suficientes, además de la posición del barco y que comenzó a cortar amarras y se escuchaba cómo se iban partiendo las chapas”.

Contenía contaminantes

El Ente Autárquico Puerto de Concepción del Uruguay (Eapcu) dio se refirió al hecho señalando que “una serie de medidas preventivas habían sido adoptadas el año pasado ante la potencial peligrosidad para el medio ambiente que presentaba el buque Reyes del Mar”. Las mismas se desarrollaron tras autorización de Prefectura Naval Argentina y estuvieron a cargo de la empresa Soluciones Ambientales, autorizada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.
Este trabajo “fue realizado en el mes de noviembre de 2017, y el certificado emitido por dicha empresa detalló que se procedió a dos extracciones de residuo tipificado como Y9 pertenecientes al buque. Uno de 17.660 kilogramos y el otro de 20.440 kilos, todo hecho a través de procesos de tratamiento debidamente aprobados”.

Intimación al propietario

Por estas horas el Eapcu se encuentra realizando las gestiones necesarias para garantizar las condiciones medioambientales del río Uruguay y brindar la seguridad necesaria para la navegabilidad de la zona.
Por tal motivo se han iniciado los trámites legales pertinentes para intimar a los propietarios del buque hundido al retiro de los restos de las instalaciones del puerto.

Este buque pertenecía a la empresa Agua Marina y luego que la misma fuera declarada en quiebra, fue comprado por un particular llamado Renato Aleua, en una subasta judicial, por lo que todas las intimaciones estarán entabladas hacia el nuevo propietario.

En esta marco el Eapcu había hecho las advertencias pertinentes ante el Juzgado que llevaba la quiebra sobre los peligros medioambientales que representaba el estado del buque. De igual manera, Prefectura Naval Argentina había emitido, como autoridad nacional sobre el río, un edicto a través del cual intimaba a los responsables de la nave a su retiro de los muelles, para lo cual se otorgaba un plazo de 61 días para la notificación, y un plazo similar para la realización de los trabajos.

Fuente: lacalle.com.ar

Compartir: