Copa Sudamericana: Colón perdió el partido de ida en Barranquilla

El conjunto santafesino perdió por 1-0 con Junior, en Barranquilla. La revancha será el jueves 4 de octubre en el Cementerio de los Elefantes.

Cuando nada hacía suponer que Colón podía sufrir en Colombia, Junior se encontró con un gol de pelota parada y se llevó el juego de ida por los octavos de final de la Copa Sudamericana. El 1-0 fue, en definitiva, un resultado aceptable para el conjunto de Santa Fe. ¿La revancha? El jueves 4 de octubre en el estadio Brigadier General Estanislao López.

Se planta Colón en cualquier cancha, más allá del resultado que termine consiguiendo. Eso se logró desde que Eduardo Domínguez está en el banco de suplentes. Tiene una identidad reconocible y personalidad. Se recuerda: en esta competencia ya dejó en el camino a Zamora de Venezuela y al poderoso San Pablo de Brasil (lo eliminó en la serie de penales). Y ayer en Barranquilla, ante Junior, también dio la cara el conjunto sabalero. Le costó los primeros minutos, es cierto. Porque los locales tienen buenas individualidades, como los delanteros Yony González y Luis Díaz, que además de potencia tiene mucha movilidad. En esos primeros instantes, Sebastián Hernández estrelló un remate en el palo derecho de Leonardo Burián.

Insinuó mucho y concretó poco Junior. Jarlan Barrera, de 23 años, evidenció que tiene buen pie y un correr similar al de Juan Fernando Quintero. Colón le fue agarrando la mano al partido. Se replegó bien con su compacto 4-4-2 y salió de contra, con el paraguayo Marcelo Estigarribia como bandera. Dejó espacios el local, que atacó con desorden y mucha gente. Nicolás Leguizamón tuvo tres chances (la primera un mano a mano contra Viera), aunque falló en las tres. La etapa inicial culminó con esas dos sensaciones: Junior es un equipo interesante en ataque, pero regala espacios en el fondo.

La segunda parte sucedía como la primera. O mejor: Colón estaba más cómodo, menos asediado, más firme en los pases. Y el local ya no prometía en cada uno de los ataques. Metió mano el técnico Julio Comesaña: mandó a la cancha al polémico y distinguido Teo Gutiérrez por Díaz. Tomó impulso el local con ese refresco. Domínguez puso a su talentoso, también: Alan Ruiz por Leguizamón. Pero los cambios tampoco modificaron el andar del juego, que solo podía quebrarse con una pelota parada.

Y así fue. Luego de un córner ejecutado por James Sánchez, la pelota quedó dando vueltas en el área sin que nadie de Colón la pudiese despejar y el zurdo Jarlan Barrera tocó con la punta del botín y marcó el único tanto del juego. Iban 25 minutos.

No fue a buscar el empate Colón y el local se conformó con la ventaja mínima. Domínguez sacó a Chancalay (delantero) y puso a Adrián Bastía, todo un síntoma. Otro: el entrenador del elenco colombiano optó por oxigenar el mediocampo para no permitir corridas de la visita. Y como era de suponer, el encuentro terminó 1-0. Los abrazos del final entre los jugadores puede ser una linda pintura de la conformidad de ambos.

De cara a la revancha que se jugará en Santa Fe existen algunas certezas. Junior es un equipo frágil, por momentos inocente, pero que ataca con mucha gente. Y tiene delanteros jóvenes e interesantes. Entonces, no podrá regalar espacios Colón en la vuelta para no sufrir el tan temido gol de visitante. La serie está abierta.

Fuente: Clarín

Compartir: