Copa Sudamericana: Independiente venció 2 a 1 al Flamengo

El sueño está más cerca para Independiente. Si dar el segundo Maracanazo es la ilusión, la primera parte de la tarea está cumplida. El Rojo le ganó 2-1 de local al Flamengo y, con un empate en Brasil, será campeón de esta Copa Sudamericana.

De menor a mayor fue el primer tiempo de Independiente, que arrancó con el nerviosismo inevitable de una final y, para complicarla más, sufrió el mazazo de aquel implacable cabezazo de Rever. Sin embargo, con el correr de los minutos se acomodó y asentó el trámite de juego en campo rival.

Con el gol tempranero, Flamengo se replegó. Y sí, dejó acercarse al Rojo con Meza, Benítez y Barco, abanderados del juego ofensivo de Holan. Y tras insistir e insistir, en la primera clara que tuvo, Gigliotti no perdonó.

En el segundo tiempo, la dinámica no varió, hasta que apareció la joyita Barco, quién con la noche que tuvo justificó los millones que ofrecen por él: jugadón por la izquierda, centro y gol de Meza para el 2-1.

De ahí en más, el Rojo se plantó más atrás, para cerrar los espacios y explotar la velocidad de Barco y Benítez de contra. Flamengo salió de su refugio en campo propio y puso en aprietos en más de una ocasión a Campaña, pero lejos estuvo de ser el cuco que había ganado tres de cuatro como visitante en esta Copa.

La mitad de la gesta está cumplida: ganar de local era esencial. Acá se ganó con juego, pero también con huevo. En el Maracaná, se necesitará sobre todo de lo segundo.

Fuente: Olé

Compartir: