Coparticipación: los gobernadores mantendrán una cumbre ampliada, un mensaje para la Corte Suprema

En la cumbre ampliada que se desarrollará mañana en tierra porteña, los gobernadores peronistas moderarán el tono del discurso contra la demanda de la macrista María Eugenia Vidal en la Corte para actualizar el Fondo del Conurbano, en un consensuado y estratégico guiño previo para albergar la presencia de mandatarios extra PJ, incluidos los de Cambiemos.

“El planteo no será agresivo pero sí firme”, señaló ayer un gobernador justicialista a este diario. “Los de Cambiemos no se expondrían a pegarle a Mauricio Macri”, validaron desde otro despacho provincial, en la antesala de la cita mañana a las 12 en la Casa de San Juan.

“Pretendemos que al Presidente le vaya bien, pero no que se saquen fondos de las arcas provinciales”, dijo ayer, en esa línea, el sanjuanino Sergio Uñac a la prensa local.

Todos ganan: la presencia de Cambiemos “licúa” el tono de la estocada peronista y la obliga a despojarse de tintes electorales, pero los justicialistas suman volumen y blindan la defensa conjunta de sus recursos ante el máximo tribunal nacional.

Ayer desde la Casa Rosada tildaron de “natural” ante Ámbito Financiero que los Ejecutivos de Cambiemos se sumen al megaencuentro de mañana porque -sostuvieron- “la discusión afecta los intereses de todas las provincias y salen a defenderlos”.

Pero remarcaron que el destinatario de la foto -fuerte, en medio de la campaña hacia las legislativas nacionales del 22 de octubre- será la Corte nacional y no Macri, más allá de su público respaldo a Vidal frente a un planteo judicial que el Presidente considera “justo”. “No hay que partidizar el reclamo; es una disputa entre provincias y no por fondos que retiene Nación”, dijeron.

La pulseada es fuerte porque hay muchos millones en juego: según datos oficiales, este año se repartirán $ 54.255 millones de pesos en las provincias en concepto de Fondo del Conurbano, mientras que ese monto se elevará a $ 64.911 millones en 2018 y a $ 73.959 millones en 2019. En todo los casos, si no falla a favor la Corte, Buenos Aires recibirá sólo los $ 650 millones congelados desde 1996. Pero percibirá unos $ 300 mil millones extra (incluidos retroactivos) con una sentencia favorable.

Por de pronto, más allá de la remozada liga de gobernadores peronistas, ayer entre los extra PJ -convocados para la ocasión por caciques justicialistas- estaban confirmados, según un relevamiento desplegado por este diario, el rionegrino Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), el neuquino Omar Gutiérrez (MPN) y el radical mendocino Alfredo Cornejo (Cambiemos). En cambio, no estaba todavía agendada -aunque no descartada- la reunión en la grilla del radical jujeño Gerardo Morales y el socialista santafesino Miguel Lifschitz, como así tampoco en la del sanluiseño Alberto Rodríguez Saá (Compromiso Federal).

Los mandatarios apuestan a una salida política que permita enfrentar un eventual fallo pro Buenos Aires, lo que derivaría en una consiguiente fuerte merma en los envíos de coparticipación para el resto de los distritos.

En esa línea, aspiran a una reforma fiscal en el Congreso, que les garantice más fondos de la mano de, por caso, una mayor tajada de la distribución del Impuesto al Cheque, el Fondo Sojero y el Fondo Vidal, o la coparticipación de los ATN, que hoy se reparten de manera discrecional.

Por eso los gobernadores miran a Macri. “Ya les dejamos en claro que una vez que esté el fallo de la Corte los vamos a convocar, y que de alguna u otra manera va a haber un acuerdo”, remarcaron desde despachos nacionales a este diario, y enfatizaron que “Macri cambió la lógica de la relación con las provincias”. En esa línea, recordaron el reciente acuerdo por la devolución del 15% de la coparticipación a las provincias.

También se quejaron de que “en algunos distritos” el reclamo asumió un “tinte electoralista”.

“Algunos gobernadores del PJ usaron este tema para la campaña y no les fue bien”, dijeron, en referencia a las PASO del 13 de agosto.

Fuente: ambito.com

Compartir: