Cuatro muertos y 15 heridos tras un tiroteo en un festival gastronómico en California, EEUU

Las autoridades de California, Estados Unidos, permanecen en alerta tras el registro de un tiroteo durante un festival gastronómico en Gilroy donde murieron al menos cuatro personas y 15 resultaron heridas.

El desarrollo de un encuentro gastronómico en la ciudad de Gilroy conocido como el Festival del Ajo terminó en tragedia. El registro de un tiroteo en el lugar del evento en California, Estados Unidos, cobró la vida de al menos cuatro personas y dejó heridas a unas 15 más.

De acuerdo con la información suministrada por las autoridades locales, dicho ataque se produjo a las 17:41 hora local de este domingo con un rifle utilizado por el autor de los hechos, quien también murió en la escena del siniestro.

Scott Smithee, el jefe de la Policía, indicó que el atacante abrió fuego en medio del encuentro al aire libre que se celebraba en la localidad y que fueron agentes de seguridad los que lograron controlarlo al responder a la alerta en menos de un minuto.

Las declaraciones entregadas por varios testigos mantienen a la fuerza policiva rastreando a los asistentes ante la posibilidad de que exista un segundo agresor implicado en el ataque.

Frente a la teoría de que un segundo atacante esté prófugo de la justicia, el presidente estadounidense, Donald Trump, precisó en su cuenta de Twitter que es una opción que la Policía todavía no ha descartado, por lo que instó a la población a tener cuidado y permanecer en lugares seguros.

Sobre el caso, Smithee agregó que, hasta el momento, no hay mayor información del segundo sospechoso ni se ha confirmado la hipótesis de que estaba armado, además reiteró que se desconoce su paradero y que el atacante muerto logró esquivar los detectores de metales para entrar al área del festival.

El acceso del fallecido tirador al evento culinario se habría producido luego de que cortara una de las barreras de protección y, según lo asegurado por Litzy Munguia, una de las asistentes, iba vestido con prendas de camuflaje y un chaleco naranja, por lo que parecía ser un policía.

Jonathan Williams, quien reside en Gilroy, afirmó que se trató de más de 20 disparos que eran propinados al aire mientras las familias corrían buscando ponerse a salvo bajo las mesas del lugar.

La localidad que fue blanco del ataque es habitada por cerca de 50.000 personas y está ubicada a 130 kilómetros al sur de San Francisco, donde es llamada la “Capital del Ajo”, razón por la cual en cada verano se dedica un festival a compartir recetas elaboradas con este producto.

Fuente: France 24

Compartir: