Desde la semana pasada hospitales de Entre Ríos comenzaron a recibir los fondos que adeuda el Pami

“Son recursos valiosos para los efectores” los que el PAMI está remitiendo a hospitales de Entre Ríos, saldando deudas que en algunos casos datan de 2014, pero que en su mayoría corresponden a 2015 y 2016.

Desde la semana pasada hospitales de Entre Ríos comenzaron a recibir los fondos que adeuda el PAMI. La provincia tiene con la obra social nacional un convenio marco a través del cual los hospitales facturan por la atención que brindan a los beneficiarios.

“La red de hospitales provinciales atiende a gran parte de los afiliados a esa obra social. A raíz de esa facturación, hay un atraso en el pago del PAMI y es importante para esos nosocomios hacerse de esos recursos. En algunos casos se trata de facturas de 2014, 2015, pero en su mayoría son de 2015 y 2016”, puntualizó la contadora Gabriela Diez.

En la tercera semana de julio, el gobernador Gustavo Bordet y el titular de la obra social Sergio Cassinotti habían mantenido una reunión en la que también participó la ministra de Salud de la provincia Sonia Velázquez. Esa fue la oportunidad de plantear la necesidad de que el organismo nacional regularizara cuanto antes esa deuda.

La subsecretaria de Administración del Ministerio de Salud de Entre Ríos, precisó a EL DIARIO, que en Entre Ríos los hospitales tienen dos formas de facturarle al PAMI, por convenio -las cápitas- y por prestaciones a través de una resolución de Salud de la Nación. “La mayoría de la deuda es generada por lo que se factura por prestaciones”, dijo la contadora Diez, ya que con lo que obedece a convenio capitado, el organismo nacional “está bastante al día” añadió la funcionaria.

La semana pasada los hospitales Delicia Concepción Masvernat de Concordia; Justo José de Urquiza de Concepción del Uruguay; 9 de Julio de La Paz; Santa Elena de la ciudad homónima; Domingo Cúneo de Victoria; Pascual Palma de Paraná, Lister de Seguí y Fidanza de Colonia de Ensayo, comenzaron a recibir parte de las remesas.

Las situaciones son distintas en cada caso por eso para la reunión de Bordet con Cassinotti se había requerido un informe de situación a cada director de hospital.

Los servicios que se brindan tienen sus particularidades a partir de la relación que existe con el PAMI, que en Entre Ríos tiene dos unidades de gestión local (UGL), una en Concordia y la otra, en Paraná. Los hospitales mas grandes reciben la mayor proporción de cápitas, Masvernat de

Concordia tiene 11 mil capitas, y San Martín de Paraná, 14.000, por ejemplo. A su vez, un beneficiario que está capitado en un centro privado pero que frente a una urgencia puede tener que concurrir directo a un hospital, y esa prestación el hospital la factura por separado al PAMI, fuera de la capita.

Además de las razones como se genera la deuda, también son diferentes el tiempo en que se generó. Por ejemplo, el hospital San José de San José tiene una deuda estimada de 3.216.000 pesos y la factura más antigua que se le adeuda es del período noviembre 2014 y la ultima marzo 2017, comentó la funcionaria. El hospital de Seguí, el último pago que recibió del PAMI fue de 2015, fue otro ejemplo, con relación a la situación de otro efector que se aprestaba a recibir remesas por parte de lo adeudado.

“Cada director de hospital hizo un detalle de la deuda que mantiene el Instituto con cada efector y se acordó seguir trabajando con toda la documentación que se necesite”, explicó Diez. Anticipó por otra parte, que desde los hospitales también están pidiendo actualización en el valor de la capita.

Cada hospital tiene un número de prestador en el Pami, con una cuenta habilitada en la sucursal del Banco Nación de cada localidad. A esa cuenta bancaria el Pami liquida y transfiere los fondos. Una vez que el hospital cobra, un porcentaje va al un fondo compensador; otro, a la coparticipación del personal y otro porcentaje, el remanente, queda para distintas actividades de mantenimiento, capacitación, equipamiento.

La funcionaria explicó que más allá de las deudas, las prestaciones en los hospitales se siguen dando a partir de los recursos de rentas generales, una de las tres fuentes de financiamiento que disponen. “Las partidas de funcionamiento que se transfieren garantizan las prestaciones”, indicó la Subsecretaria, antes de señalar que los hospitales cuentan con recursos de Rentas generales -partidas de funcionamiento-, de arancelamiento a distintas obras sociales, la mayor parte con PAMI y Iosper, y algunas privadas, y de programas nacionales como por ejemplo Sumar”.

Fuente: El Diario

Compartir: