Escrutinio definitivo: el Frente de Todos amplió la ventaja

La diferencia con Juntos por el Cambio es de 4 millones de votos en todo el país, mientras que las fórmulas que encabezaron Alberto Fernández a presidente y Axel Kicillof a gobernador es de 2 millones de votos.

El escrutinio definitivo de las primarias PASO que se realizaron el 11 de agosto pasado mostró una diferencia de poco más de 4 millones de votos entre el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y el de Juntos por el Cambio, el presidente Mauricio Macri.

Según el conteo, la fórmula integrada por Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner obtuvo en todo el país un total de 12.204.770 votos, mientras que el binomio conformado por Macri y Miguel Ángel Pichetto logró cosechar 8.121.416 de sufragios.

La diferencia entre el primero y el segundo se ubica en un total de 4.083.354 votos en todo el país.

En tercer lugar, la fórmula de Consenso Federal, integrada por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, obtuvo 2.081.264 de votos en todo el territorio nacional.

El escrutinio definitivo de las PASO, realizado por la justicia electoral y que tiene validez legal, concluyó hoy con la información de la provincia de Buenos Aires, que fue el último distrito en completar el conteo de votos.

En el distrito bonaerense, la fórmula presidencial del Frente de Todos sumó 4.970.252 votos, dos millones más que la integrada por Macri-Pichetto, que alcanzó los 2.907.050 sufragios, de acuerdo con el escrutinio definitivo de las primarias PASO en la provincia de Buenos Aires, que concluyó hoy.

La diferencia entre ambas fuerzas fue de 2.063.202 votos, según lo consignado en las planillas que la justicia electoral federal oficializó este jueves.

El escrutinio provisorio -realizado la misma noche de las PASO y a cargo del Poder Ejecutivo- había dado los siguientes resultados a nivel nacional: Frente de Todos 11.622.020 votos (47,65%), Juntos por el Cambio 7.824.996 (32,08%) y Consenso Federal 2.006.977 (8,22%), según el 98,67 por ciento de las mesas escrutadas.

Fuente: Tiempo Argentino

Compartir: