Estados Unidos: comienza formalmente el juicio político contra el presidente Trump

Después del «acuerdo comercial histórico de ayer con China y el nuevo TLCAN (tratado Améroca del Norte, NDR) aprobado hoy, los demócratas ahora están leyendo sus vergonzosos artículos de juicio político, que han elaborado para evitar que Donald Trump continúe sus éxitos en nombre de Estados Unidos», afirmó hoy la Casa Blanca.

«El trabaja, ellos se quejan», añadió un mensaje en Twitter de la portavoz del gobierno, Stephanie Grisham.

Mientras en el tribunal del Senado, el proceso de juicio político contra el presidente comenzó formalmente. Los siete legisladores que harán de fiscales en el juicio político a Trump leyeron este jueves ante el Senado los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, con lo que legalmente comenzó el proceso en esta cámara.

Empero, hasta el martes el impeachment no arrancará de hecho.

Como estipula la ley, el presidente del Tribunal Supremo, el juez John G. Roberts, juraba hoy como jefe de la Cámara Alta, en sustitución del vicepresidente Mike Pence, durante el juicio político. Por su parte, los 100 legisladores del Senado también juraban hoy como miembros del «jurado» en este proceso.

El demócrata Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, fue quien leyó en el Senado los dos cargos de acusación contra Donald Trump, antes del juicio político. «Donald John Trump, presidente de Estados Unidos, ha sido acusado de delitos graves», leyó Schiff, nombrado fiscal jefe en este proceso, antes de continuar con la lectura de los cargos de los que le acusa la Cámara Baja, que son abuso de poder y obstrucción del Congreso.

Al igual que sucedió cuando se votaron los cargos, el apoyo al envío de la acusación al Senado estuvo dividido casi en su totalidad según la afiliación partidaria de los representantes: fueron 228 a favor y 193 en contra. Solo un demócrata, Collin C. Peterson, del estado de Minnesota, se manifestó en contra de la decisión.

Los siete representantes de la Cámara Baja que actuarán como fiscales del proceso son todos demócratas y entre ellos se encuentran Schiff -quien oficiará como fiscal jefe- y Jerrold Nadler. Trump «ha abusado de los poderes de la Presidencia (…) Utilizando los poderes de su alto cargo (…) Lo hizo a través de un esquema que incluía pedir al Gobierno de Ucrania que anunciara públicamente investigaciones que beneficiarían su reelección, dañarían perspectivas electorales de un oponente político e influirían en la elección presidencial de Estados Unidos 2020 para su ventaja», dice el artículo. El presidente «también trató de presionar al gobierno de Ucrania para que tomara estos pasos por condiciones. (…) y participó en este esquema o curso de conducta con fines corruptos en busca de un beneficio político personal (…) usó los poderes de la Presidencia de una manera que comprometió la seguridad nacional y minó la integridad del proceso democrático.

Así ignoró e hirió los intereses de la nación», acota.

Sobre la cuestión de la obstrucción al Congreso se afirma que Trump «ha dirigido el desafío sin precedentes, categórico e indiscriminado de las citaciones emitidas por la Cámara de Representantes de conformidad con su ‘poder exclusivo de juicio político'».

Fuente: ANSA

Compartir: