El Gobierno lanza medidas impositivas para reducir el déficit fiscal

Los tres decretos que publicará hoy el Gobierno darán pie a una transfiguración oficial, de las convicciones al pragmatismo. Para amortiguar el temblor cambiario que azota al país desde fines de abril, Mauricio Macri acelerará la convergencia fiscal por el lugar que más le disgusta: la suba de impuestos al sector privado. Pese a que lo había negado, ayer el Gobierno anunció que frenará la rebaja de retenciones a los derivados de la soja y reducirá los reintegros a las exportaciones de varias industrias.

Además, con el marco de la negociación entre el Gobierno, las provincias y el FMI por el ajuste en el presupuesto 2019, también se difundió la eliminación del llamado Fondo Federal Solidario.

Los anuncios llegaron luego de que la cotización del dólar se disparara el lunes hasta $30,72 por la tormenta que desató la crisis turca, lo que obligó al Gobierno a anunciar medidas financieras ese mismo día para desarmar la “bola de Lebac” y a profundizar, por la fuerte suba del riesgo país, las señales de ajuste fiscal por el lado de los ingresos, pese a que el Ejecutivo había prometido recortar solo el gasto.

“En el día de hoy [por ayer]se han firmado tres decretos mediante los cuales se generará un ahorro fiscal estimado de $12.500 millones para lo que resta de 2018 y de $53.000 millones para 2019”, informó el Ministerio de Hacienda a las 8.40, antes de la apertura del mercado cambiario, que ayer reflejó en el dólar una leve reversión de la suba del lunes.

La primera medida afectará especialmente a las principales empresas exportadoras, sobre todo industriales. Pese a que el ministro de Producción, Dante Sica , lo había negado semanas atrás frente a 70 empresarios de la UIA, el Gobierno anunció una reducción del 66% del monto total pagado por los reintegros a las exportaciones. Se trata de una medida que era analizada desde hace semanas por el oficialismo, según publicó entonces LA NACION. “El ahorro fiscal, coparticipable entre Nación y provincias, de esta medida es de $5000 millones en 2018 y $29.000 millones en 2019”, indicó el ministerio.

Las bajas de las alícuotas serán segmentadas según los distintos sectores económicos (ver aparte) e impactarán principalmente en los sectores concentrados del complejo exportador, que hoy justamente festejará el Día de la Exportación en el Hotel Four Seasons. En tanto, dijeron en el Ministerio de Producción, se protegerá -con una baja menor- a los llamados sectores vulnerables. “Es un misil al valor agregado”, dijo el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, ayer a LA NACION. “Me sorprende lo que pasó con Sica. Él había asegurado más de una vez que no iba a haber baja de reintegros y que hablaba por todo el gabinete. Se ve que no los conoce bien aún”, chicaneó el directivo de Aceitera General Deheza (AGD).

La UIA manifestó “su preocupación” y el pedido por “reglas estables” en un comunicado enviado por la tarde. “En pos de cumplir con metas fiscales, la Argentina posterga el objetivo de convertirse en el supermercado del mundo mediante la agregación de valor, y la exportación de trabajo y conocimiento”, estimó la entidad fabril (ver aparte).

“Las retenciones no se tocan”, afirmó Macri hace solo poco más de un mes. Pese a que el coordinador del equipo económico y ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne , afirmó que la baja prevista en la alícuota de los granos se mantiene, se suspenderá por seis meses la rebaja establecida para las harinas y los aceites.

“Las alícuotas a la soja se vienen reduciendo de forma sostenida, del 35% en 2015 para el poroto de soja al 26% actual, previendo su convergencia al 18% en diciembre de 2019”, justificaron en Hacienda. “En cuanto al aceite y las harinas, la alícuota se redujo del 32% en 2015 al 23% actual, y también convergerá al 18% en diciembre de 2019. Los ingresos adicionales para la Nación por esta medida son de $1500 millones en 2018 y $12.000 millones en 2019”, estimaron.

El Gobierno además anunció la eliminación del Fondo Federal Solidario, a través del cual se transfería a las provincias y municipios el 30% de la recaudación de las retenciones a la soja. El ahorro fiscal para la Nación será de $8500 millones en 2018 y $26.500 millones en 2019, según Hacienda. De acuerdo con cálculos de ese ministerio y del Ministerio del Interior, los fondos que no llegarán ahora a las provincias se compensarán con parte de lo que recaudarán extra por la reducción de los reintegros. Lo ahorrado solo representa el 4% de los recursos que están recibiendo esos distritos por encima del presupuesto, que será de $147.000 millones este año. Para el Ieral (Fundación Mediterránea) representan, en tanto, el 1,2% del ingreso y el 7,5% del gasto de capital.

Fuente: La Nación

Compartir: