Gualeguaychú: el Intendente firmó un proyecto para eximir de la tasa inmobiliaria a los afectados por las inundaciones

Son más de mil los domicilios que a través del proyecto elevado por el Ejecutivo al HCD serán eximidos del pago de TGI del mes de agosto.

La última crecida del río Gualeguaychú provocó la evacuación de más de 100 vecinos y daños en más viviendas y complejos turísticos de la ciudad al alcanzar el río una altura de 4,67 mt. Por esta razón, una vez que el río bajó y los vecinos afectados pudieron regresar a sus hogares, el intendente Dr. Esteban Martín Piaggio dispuso la realización de un proyecto de ordenanza para exceptuar del pago de la tasa general inmobiliaria a aquellos domicilios que fueron directamente afectados por la crecida del río.

El pasado 27 de junio se realizó una reunión de la que participaron prestadores turísticos y vecinos afectados en la que se les comunicó el proyecto que hoy fue firmado por el intendente Piaggio. Son 1077 domicilios que serán eximidos del pago del TGI del mes de agosto y están ubicados en los barrios Franco, Tiro Federal, Cuchilla, Península, Camino de la Costa, Costanera, Puerto, Munilla y Pueblo Nuevo.

Gestiones con Hidráulica provincial

Por otro lado, la Municipalidad avanza en las reuniones con la dirección de Hidráulica provincial en las que se avanza en diferentes trabajos a realizar para evitar daños por inundaciones. En el último encuentro realizado en Paraná, se repasaron las siguientes obras en base a un documento elaborado por el equipo técnico de la Municipalidad que sostiene que luego de recorrer y evaluar el desarrollo de las crecientes del río, como de los perjuicios que originan sus desbordes sobre la ciudad, se ha logrado arribar a ciertas conclusiones de orden general que deseamos sean tenidas en cuenta en la elaboración de diferentes proyectos:

• La mejor obra resultará de una suma de diversas medidas, obras e intervenciones.

• Hay medidas y trabajos que pueden y deben realizarse con mayor urgencia (sistema de alerta temprana, comité de cuencas, dragados, etc.)

• Las obras (de corto, mediano y largo plazo) deben ser seguras, fáciles de operar, y con el menor costo de operación que sea posible de manera de garantizar su operatividad a lo largo de su vida útil.

• Las obras no deben crear una separación de la ciudad con el río, sea física o visual.

• La erradicación de viviendas en zona deprimidas debe acelerarse a fin de reducir los impactos sociales de aún de aquellas crecientes que, sin ser necesariamente históricas, provocan evacuados cada vez con mayor frecuencia.

• Debe darse prioridad a las obras que se emplacen alejadas de la ciudad a fines de minimizar los impactos que en sí misma toda obra genera, como así también reducir riesgos de bienes y personas ante la ocurrencia de una falla de dichas obras.

• Los mayores esfuerzos deben destinarse en primer lugar a la regulación de picos de crecidas aguas arriba de la ciudad.

• Debe corregirse en la mayor medida de lo posible las intervenciones antrópicas que hoy influyen de manera sensible en los desbordes del río Gualeguaychú.

Fuente: Prensa Municipalidad de Gualeguaychú

Compartir: