Juventud sumó tres puntos en La Vía y va por Atlético Paraná

Anoche derrotó 2 a 1 a Villa Dálmine y se tomó desquite de la derrota sufrida en Campana. Alfredo Ramírez y Martín Prost anotaron los goles Decanos. Narese sumó la quinta amarilla y se pierde el juego en el Muttio.

Al igual que ante Douglas, Juventud salió decidido a llevarse puesto a los de Campana y tuvo su premio a los siete minutos. Generó una falta en el sector izquierdo de la defensa visitante, haciéndose cargo de la misma Diego Barrado. El volante, con la calidad que lo distingue metió un centro a la cabeza de Alfredo Ramírez, sin marcas, quien con un cabezazo preciso, al segundo poste, mandó la pelota al fondo de la red. En ventaja, el local, no sacó el pié del acelerador y tuvo el segundo en un disparo de Ramírez, que con dificultad controló Otarola. Poco después, un desborde de Tesuri, no pudo ser conectado por Blanco, y un centro, siempre desde la derecha, de Exequiel Narese fue enviado al corner por el golero visitante.

A todo esto, Dálmine, pasado los treinta minutos reaccionó. Fue en base a ganas, más que a fútbol elaborado. Es así, que tuvo su chance con un cabezazo de Zamponi, que encontró una respuesta fantástica de Lucas De León.

En el inicio del segundo tiempo, en la única jugada elaborada, Burzio quedó cara a cara con De León, pero el disparo del jugador visitante se perdió muy lejos de los palos. Juventud respondió en forma letal. Notable acción individual de Martín Prost que terminó en el segundo tanto local. Diagonal del punta, por la derecha, que terminó con un potente derechazo que infló la red. Un golpe en el momento justo, para frenar la levantada visitante que en cuatro minutos recibió tres amarillas, producto del nerviosismo en que entró el equipo de Buenos Aires.

Dos goles arriba, el local trató de manejar la pelota y los tiempos del partido, mientras que los de Campana intentaron con remates de media distancia. Uno de ellos, exigió una notable intervención de Lucas De León. Promediando la etapa final, Blanco perdió en el duelo con Otarola.

En tiempo adicionado, Pablo Ruíz definió por encima de la salida del arquero local, para darle un toque de incertidumbre el resultado final, pero no hubo tiempo para más. Ganó Juventud, equipo que no debió sufrir tanto en el cierre del partido.

Fuente: El Día online

Compartir: