La calificadora Morgan Stanley otorgó a la Argentina la categoría de mercado emergente

Después de nueve años, la Argentina consiguió el ansiado ascenso. La sociedad Morgan Stanley Capital International (MSCI) reclasificó al país como “mercado emergente”, y lo puso a la par de economías como China, Brasil, Colombia o Rusia, una decisión que, se prevé, alentará la llegada de capitales , la inversión y le aportará combustible a la economía.

La decisión de MSCI aportó una nueva señal de confianza hacia la Argentina, y llegó acompañada de un claro respaldo al proceso de reformas encarado por el gobierno de Mauricio Macri, y a su estrategia de reinsertar al país en el mundo para apuntalar la inversión extranjera. El espaldarazo llegó en un momento propicio, en el epílogo de la corrida cambiaria que forzó al Gobierno a recalibrar el “gradualismo” y acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) en fondos frescos, y que había terminado por ahogar la reactivación que había mostrado la economía en los últimos meses.

Junto a la Argentina, MSCI también ascendió a Arabia Saudita. La decisión llevó al país al mismo escalón que el resto de las principales economías de América latina, Brasil , Colombia y México, donde también ya estaban Chile y Perú.

La Argentina dejará así de ser un mercado de “frontera”, una categoría a la cual el país había caído en 2009, cuando el gobierno de Cristina Kirchner dispuso restricciones al movimiento de capitales foráneos. La decisión puso al país en el mismo escalón que el resto de las principales economías de América latina, Brasil, Colombia y México, que ya estaban allí junto a Chile y Perú.

“Al apoyar la inclusión de Arabia Saudita y la Argentina en Mercados Emergentes, los inversores institucionales internacionales confirmaron que ahora pueden y están listos para acceder y operar en estos mercados”, dijo Sebastien Lieblich, director General de MSCI, en el comunicado con la decisión.

“Estas inclusiones darán como resultado la expansión del conjunto de oportunidades de inversión global”, agregó.

La empresa indicó también que “los inversionistas institucionales internacionales expresaron su confianza en la capacidad del país para mantener las condiciones actuales de acceso al mercado accionario”, un factor clave en la decisión.

Las primeras y principales beneficiarias de la medida serán las 10 empresas argentinas que cotizan en Wall Street y están incluidas en el índice argentino de MSCI, el cual abandonará, en mayo próximo, la categoría “Mercados de Frontera” para saltar a “Mercados Emergentes”. Esas empresas son los bancos Galicia, Macro, Supervielle y BBVA; la petrolera estatal YPF; las energéticas Pampa Energía y TGS; Telecom, Globant, y Adecoagro.

Fuente: La Nación

Compartir: