La calificadora Standard & Poor´s redujo la calificación de la deuda argentina

La calificadora internacional informó que es debido a la caída prevista en el PBI y a la reducción de la aprobación política del mandatario Mauricio Macri. Esto, aseguran, eleva los riesgos para la implementación de los planes económicos.

Standard & Poor´s decidió reducir este lunes la calificación crediticia de la Argentina de «B+» a «B» para la deuda a largo plazo ante la compleja situación económica. La calificadora había puesto en «revisión especial negativa» la nota, la cual ahora tras la baja pasó a «estable».

La decisión tomada desde S&P tiene lugar luego de las fuerte depreciación de la moneda local, que arrastró una suba de poco menos del 100% del dólar. Esto se tradujo en una caída en la aprobación de la imagen del presidente Mauricio Macri y las posibilidades de implementación del plan económico anunciado para reducir el déficit.

Esta calificación, informaron, refleja la debilidad de los perfiles fiscales y externo, como también la flexibilidad monetaria limitada y la creciente carga de deuda. En ese sentido, sostuvieron en un comunicado que «ha habido una erosión del perfil de deuda de Argentina, de la trayectoria de crecimiento económico y de la dinámica de inflación tras los reveses en la implementación de su desafiante programa de ajuste económico».

Por otro lado, remarcaron que la recuperación del sector agrícola, golpeado por la fuerte sequía que tuvo lugar a principio de año, podría frenar la contracción de la económica. Esto es debido a que un aumento de la producción redundaría en un incremento de las exportaciones, de cara al segundo trimestre de 2019.

A fines de agosto pasado, la calificadora había decidido colocar bajo «revisión especial negativa» la nota de la deuda argentina de largo y corto plazo. En aquel entonces, habían justificado la decisión debido a los «riesgos de implementación de las medidas de ajuste económico».

El cambio de la revisión negativa a «estable» tiene que ver con las expectativas existentes que recaen sobre el Gobierno con respecto a la implementación de las medidas fiscales y monetarias, como también los recortes presupuestarios, en los próximos 18 meses.

Asimismo, la agencia mantuvo las calificaciones de corto plazo en moneda extranjera y moneda local en «B».

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir: