La niña picada por un alacrán salió de terapia intensiva

La nena que estuvo grave tras ser picada por un alacrán pasó a sala de cuidados intermedios. Su corazón funciona normalmente.

La nena de 4 años que fue picada por un alacrán en Paraná abandonó la unidad de Terapia Intensiva y pasó a una sala de cuidados intermedios del Hospital Materno Infantil San Roque. La pequeña estuvo muy grave debido a que la toxina del veneno había afectado su corazón, que llegó a funcionar sólo al 50%.

"El corazón volvió a estar normal", le indicaron los médicos a Soraya Berutti, madre de la niña. El tratamiento podría continuar con el retiro de la medicación que le estaban aplicando a la menor para contrarrestar el avance del veneno del alacrán. Ahora, analizarán su evolución que se presenta favorable.

La pequeña ingresó al nosocomio el sábado 7 de enero, tras recibir las primeras atenciones en el Centro de Salud Carrillo de la capital provincial. Poco a poco su estado de salud fue evolucionando pero hubo momentos críticos: "Sentía que mi hija se moría", contó su madre.

"El veneno -o toxina- llegó al corazón y lo lastimó. Ahora lo que se prioriza es que el corazón sane y por sobre todo que gradualmente pueda funcionar sin ninguna droga. Su sanación puede llevar días, horas, es incierto", había manifestado también Berutti, quien acompañó cada momento de la evolución de su hija.

Luego de la picadura del alacrán, la nena "empezó a transpirar y tener convulsiones, vomitó y se descompensó", narró la mujer acerca de los momentos posteriores a que la pequeña protagonizara el incidente con la alimaña. "Mi hija estaba completamente inconsciente", agregó.

Afortunadamente, el panorama cambió y la salud de la nena va en mejoría.

Fuente: 9 Ahora

Compartir: