La rotura de una represa en Kenia causa al menos 32 muertos y miles de desplazados

La rotura de una presa en Kenia ha provocado la muerte de al menos 32 personas y que varias decenas permanezcan desaparecidas. El jefe de la policía local, Japheth Kioko, ha confirmado que se han recuperado una treintena de cuerpos, que siguen en marcha las operaciones de rescate y que el número de víctimas mortales podría aumentar porque hay decenas de desaparecidos, informa France Presse.

Los muros de la represa de Patel, en la localidad de Solai, cerca de Nakuru, cedió el miércoles y la ola de agua y barro inundó varias escuelas, un centro comercial, edificios de viviendas y campos de cultivo de Solai. Se trata de una megapresa situada en la parte superior de un conjunto de tres embalses de propiedad privada. El complejo se encontraba lleno de agua debido a las lluvias torrenciales que han caído en el país durante al menos las últimas dos semanas.

El gobernador de Nakuru, Lee Kinyanjui, ha asegurado que el Gobierno local “hará todo lo posible por garantizar la seguridad de las familias de la zona afectada y ayudarles a recibir tratamiento médico”. “El agua ha causado una gran destrucción de vidas y propiedades. La extensión de los daños aún tiene que ser estudiada”, ha aseverado Kinyajui.

Según testigos de la zona citados por el periódico Daily Nation, se escuchó una explosión a última hora de ayer antes de que el agua comenzase a brotar, arrasando centenares de casas. Hasta que acabaron las operaciones de rescate anoche, a la 1.00 (22.00 GMT) se habían rescatado a unas 40 personas atrapadas en el barro, que fueron trasladadas a los hospitales más cercanos.

La Cruz Roja de Kenia ha indicado en su cuenta de Twitter que ya ha rescatado a 39 personas. Cerca de 132 personas han muerto durante los últimos dos meses debido a las fuertes inundaciones y más de 222.456 personas se han visto obligadas a desplazarse, según el Gobierno del país.

Fuente: El País

Compartir: