Mauricio Macri encabezó el acto por el Día de la Bandera en un club de Rosario

Apenas pasadas las 11 comenzó el acto del jefe del Estado en el club Ciclón. «Todo lo que toca la mafia lo destruye», afirmó en un discurso que tuvo claramente tono de campaña. Fue una visita fugaz: para las 11.50 el avión presidencial despegó de regreso a Buenos Aires

El presidente Mauricio Macri encabezó el acto por el Día de la Bandera en el club Ciclón de Rosario. Pero apenas si hubo una sola referencia a la creación de Manuel Belgrano. Optó por su propia ceremonia, disconforme por cómo la provincia y la Municipalidad organizaron el acto oficial. El discurso, muy breve, fue de fuerte contenido electoral. El mandatario busca ser reelegido en octubre. Este sábado a la medianoche cierra la inscripción de los precandidatos y su fórmula –que compite sin internas– incluye al peronista Miguel Ángel Pichetto.

Cerca de las 11, el jefe del Estado comenzó a hablar en el gimnasio de la institución, flanqueado por la intendenta Mónica Fein y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Su discurso fue claramente de campaña, con críticas a la ex presidenta Cristina Kirchner que esta tarde presenta su libro Sinceramente en Rosario, y una defensa fuerte de su gobierno, sobre todo en materia de lucha contra el narcotráfico.

El jefe del Estado habló contra las «mafias» y los que desde el poder actuaban como «patoteros». Se refería la ex presidenta y actual precandidata a vicepresidenta, aunque no la nombró con nombre y apellido. Sí nombre con nombre y apellido a los líderes camioneros Hugo y Pablo Moyano a quienes acusó de encarecer el transporte en perjuicio de empresas y pymes.

“Me quiero referir a la patota del transporte, la Argentina tiene el costo de transporte más alto de toda la región. Somos un país muy grande pero es producto de privilegios acumulados en forma ilegal y arbitraria por el señor Hugo Moyano y Pablo Moyano que lleva el costo del camión más alto de la región y esto es grave porque impide que generemos empleo en todo el pais», dijo frente a un gimnasio repleto de niños.

«La corrupción y la mafia nos arruina, todo lo que toca destruye», advirtió el presidente que estuvo acompañado también por dirigentes locales de Cambiemos: el diputado provincial Federico Angelini y el ex candidato a gobernador, José Corral.

Macri también defendió su gestión: «Por primera vez en décadas estamos haciendo lo que había que hacer. Y esto de volver al pasado no nos sirve para el futuro y ademas decimos que no queremos más ocultamientos, mentiras ni ejercicios patoteros del poder prepotente», agregó.

Macri aterrizó a las 10.30 y despegó de regreso a Buenos Aires cerca de las 11.50.

Fuente: Rosario3.com

Compartir: