Paraná: la Municipalidad dio de baja cerca de 400 contratos y el Sindicato comenzó un plan de lucha

Este domingo por la noche los empleados municipales de Paraná no llevaron a cabo el primer turno del servicio de recolección de residuos. Además el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoyem) se declaró en estado de asamblea, en reclamo por la falta de equipamiento, el incumplimiento del acuerdo paritario y la caída de trabajadores contratados.

La medida gremial afectará no solo el retiro de las basura de los contenedores, sino también el arreglo de cañerías de agua y cloaca, reparaciones en las calles –servicios que ya vienen prestándose de manera precaria–,y las demás áreas de atención al público.

El viernes comenzaron a advertirse recortes o suspensiones de prestaciones en centros de salud y jardines municipales, lo mismo que en talleres educativos o culturales. El Suoyem es el gremio con mayor representatividad y afiliados en el ámbito local. Su secretario general, Jorge Brocado, explicó que además de los servicios, la atención al público se verá restringida.

Sostuvo que “en algunos lugares está decidido no atender”, aunque estimó que la protesta irá progresivamente ampliándose y abarcando la totalidad de las áreas, ante la consulta de lo que podría suceder en la Agencia Fiscal Municipal (AFIM), en el Registro de Conducir, o para la realización de trámites administrativos habituales.

La situación de los trabajadores contratados es uno de los aspectos más conflictivos de la actual transición. El viernes, primer día hábil del mes, unos 400 trabajadores fueron notificados de que no continúan, según estimaron desde el gremio.

Fuente: unoentrerios.com.ar

Compartir: