El Parlamento catalán aprueba el marco legal de la consulta independentista del 1 de octubre

El Parlament de Cataluña ha aprobado la ley del referéndum, que pretende dar amparo legal a la consulta independentista del 1 de octubre, con los 72 votos a favor de Junts pel Sí y la CUP en una votación en la que no han participado Ciudadanos, PSC y PP y en la que Catalunya Sí Que Es Pot- la marca de Podemos en la cámara catalana- se ha abstenido.

En un pleno de más de doce horas en el que el soberanismo ha activado los trámites para el referéndum con la tramitación exprés de la ley, los partidos de la oposición han tratado de impedir que se celebrase una votación que han considerado “ilegal”. A juicio de Cs, PSC y PP, los grupos independentistas se han saltado la legalidad de “todos los procesos parlamentarios”, además de vulnerar los “derechos de los diputados” al haber optado por un debate único que exime a la ley de pasar por varios trámites reglamentarios.

Al término del pleno, la líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, ha anunciado que Ciudadanos propondrá a la oposición presentar una moción de censura contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, con el “único objetivo” de convocar elecciones autonómicas que eviten el “choque institucional y social”.

Los diputados de las fuerzas independentistas y los miembros del Govern han cantado al final del pleno desde sus escaños ‘Els Segadors’, acompañados por una nutrida representación soberanista en la tribuna de invitados, entre ellos el expresidente de la Generalitat Artur Mas.

Los diputados ‘populares’ han dejado sobre sus escaños banderas catalanas y españolas, en el momento de salir del pleno junto con los parlamentarios del PSC y de Cs, y la diputada de Podem Àngels Martínez se ha levantado con la intención de retirar las enseñas españolas, aunque ha sido reprendida por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ha instado a los ujieres de la cámara a reponer las banderas.

La Mesa desoye al Consejo de Garantías y a los letrados del Parlament

Los argumentos de la oposición- que han calificado el pleno de “atropello”, “abuso”, “espectáculo bochornoso”, “esperpento” y “violación a la Constitución”- no han convencido a la Mesa del Parlament, de mayoría independentista, que ha desoído también al Consejo de Garantías Estatutarias. Este organismo ha reconocido a la oposición su derecho a solicitarle un dictamen sobre la ley del referéndum, lo que hubiera paralizado la votación.

Tampoco la presidenta del Parlament ha tenido en cuenta el informe de los letrados de la cámara catalana que han alertado a la propia Mesa de que la tramitación de las leyes de ruptura- la principales son esta ley de referéndum y la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República – chocan con las advertencias del Tribunal Constitucional, que ha prohibido “cualquier iniciativa encaminada a la convocatoria de un referéndum soberanista”.

Tras numerosos recesos e interrupciones, marcados por las quejas de la oposición y por un duelo procedimental sin fin, Forcadell ha abierto a las 19:30 horas “el debate y la votación final” de la proposición de ley del referéndum, acogiéndose al artículo 81.3 del reglamento de la cámara catalana.

Desde primera hora de la mañana, tanto en el pleno como en las reuniones de la Mesa, se han vivido momentos de tensión y ha habido duros rifirrafes y reproches entre los grupos de la oposición y la presidenta del Parlament.

El Gobierno pide al Constitucional que declare nulos los acuerdos del Parlament

Durante la celebración de esta jornada parlamentaria y en paralelo, el Gobierno de Mariano Rajoy ha activado “todos los mecanismos legales para responder a la barbarie” y ha pedido al Tribunal Constitucional que declare “nulos” los acuerdos del Parlament; mientras que la Fiscalía de Cataluña ha anunciado que presentará una querella por los delitos de desobediencia y prevaricación contra los miembros de la Mesa del Parlament que han aprobado la admisión a trámite de la ley de referéndum.

También Cs y el PSC han anunciado que interpondrán de inmediato un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional al considerar que la tramitación y aprobación de la ley del referéndum supone una “pérdida” de los derechos de los diputados del Parlament.

El presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunirán este jueves en el Palacio de la Moncloa para analizar la deriva soberanista y ratificar su frente común ante el deseo de los independentistas de celebrar un referéndum el próximo 1 de octubre.

Puigdemont: “Un referéndum no es ni una amenaza ni un delito”

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, ha señalado este miércoles- no durante el pleno en el que no ha intervenido, sino en la sesión de control- que “Cataluña es una nación y tiene derecho a la autodeterminación” y ha asegurado que “un referéndum no es ni una amenaza ni un delito”.

Ha acusado a la vicepresidenta de “amenazar e insultar” a todos los catalanes, en especial a quienes quieren votar. Sáenz de Santamaría había dicho horas antes que “bajo el mandato de Forcadell ha muerto la democracia” y ha calificado la sesión plenaria de este miércoles del Parlament de “acto de fuerza”.

Puigdemont, que se ha enzarzado con Inés Arrimadas, le ha recomendado: “Si quiere ver lo que es una amenaza tiene que rebobinar la rueda de prensa de Sáenz de Santamaría”- en referencia a la comparecencia de la número dos de la vicepresidenta.

La líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, le ha lanzado una advertencia: “Está a punto de cometer el error más grande de la historia democrática de Cataluña y usted será el primer responsable”.

Pleno interrumpido con constantes broncas y numerosas quejas

La intervención de Puigdemont se ha producido horas después de que la Mesa del Parlament admitiera a trámite la ley del referéndum, a primera hora de este miércoles. A partir de ahí ha comenzado una jornada marcada por la tensión y los duros reproches cruzados.

La publicación de la ley en el Boletín Oficial del Parlamento de Cataluña, minutos después de ser admitida a trámite, ha desatado una de las polémicas del día, al denunciar los grupos de la oposición que la oficialización de una ley aún no aprobada ha sido ordenada por Junts pel Sí y no por el secretario general de la cámara catalana, Xavier Muro.

La líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, ha acusado al Gobierno de la Generalitat de actuar como una “mayoría absolutista” que “pisotea con una mayoría de escaños” y “atropella a los diputados del Parlament”. Como “chapuza jurídica” ha calificado Arrimadas el referéndum que pretende celebrar la Generalitat. “No se van a salir con la suya porque la democracia tiene mecanismos para defenderse de los gobernantes que quieren abusar de ella”, ha añadido, para afear a la presidenta del Parlamentque haya actuado como “la delegada del Govern en el Parlament”.

El líder del PSC, Mique Iceta, ha tomado la palabra para denunciar la “pérdida de derechos de los diputados” y lamentar el “error histórico” que se ha producido en este pleno. “Corremos el riesgo de adentrarnos en una etapa de desconcierto y desánimo”, ha dicho el portavoz socialista, para quien “se está produciendo un mal que puede ser profundo y duradero”. El PSC aboga por “más autogobierno y mejor financiación y pide que el Gobierno español y catalán “negocien”. Insisten en su propuesta de reforma constitucional para avanzar en un Estado federal y critican un referéndum que “vulnera de forma flagrante la legalidad”.

Desde SíQueEsPot, el portavoz Joan Coscubiela ha dejado claro que “esto no va de reglamento, sino de esencia de la democracia”, porque “ninguna mayoría en ningún reglamento del mundo puede acordar dejar en suspenso los derechos de los parlamentarios”. “Se han inventado un procedimiento bucanero. Norma que no me gusta, disparo y la hundo”, ha aseverado Coscubiela.

Catalunya Sí Que Es Pot ha escenificación su división interna durante este debate, en el que dos de los partidos que forman parte de este grupo, ICV y Podem, han querido marcar perfil propio respecto al eventual referéndum y han tenido sus propias discrepancias sobre los tiempos empleados para defender las posturas. Han votado divididos sobre el cambio en el orden del día aunque al final todos se han abstenido en la votación final. El diputado y líder de Podem Albano Dante Fachin se ha mostrado crítico por el hecho de que sólo el presidente del grupo, Lluís Rabell, haya intervenido en el pleno y han acusado al portavoz Joan Coscubiela de romper el pacto interno de repartirse el tiempo en el atril.

El líder del PPC, Xavier García Albiol, ha tachado el pleno de “el más esperpéntico vivido desde la restauración democrática” y ha acusado a Forcadell de “coartar” el derecho de los diputados. Ha afirmado que la ley del referéndum aprobada “no entrará en vigor jamás” porque, según ha dicho, “es un ataque a la democracia” que el Gobierno responderá con “firmeza y proporcionalidad” para defender al conjunto de los catalanes frente al “totalitarismo”. “La tragedia tiene su dignidad, y lo que estamos viviendo ahora está muy lejos del drama digno y heroico. Nos han trasladado a una representación fraudulenta y perversa para mantener la ilusión de unos cuantos y dividirnos a todos”, ha lamentado.

Por su parte, la portavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha afirmado que la ley del referéndum es el mejor instrumento para “saltar el muro” del “régimen del 78” y ejercer el derecho de autodeterminación de Cataluña, para lo cual ha advertido de que hará falta también “desobediencia” y movilización en la calle. A los que recriminan al independentismo catalán que quiera saltarse la legalidad, la portavoz cupera ha recordado que hace años “las mujeres no tenían derecho al sufragio y se enfrentaron a la legalidad que había”, y también “se desbordaron límites legales al reconocer el matrimonio entre personas homosexuales”, o cuando “se posibilitó el divorcio”.

Fuente: rtve.es

Compartir: