A petición de los jugadores quedó suspendido el partido Argentina – Israel

Jugadores y cuerpo técnico de la albiceleste se negaron a viajar a Jerusalén. Las continuas protestas del pueblo palestino atemorizaron a los futbolistas y a sus familias.

En las próximas horas se decidirá si se lleva a cabo el amistoso entre Argentina e Israel. El partido ha estado envuelto en polémica por las protestas del pueblo palestino, que quieren evitar que el seleccionado pise Jerusalén, tierra invadida por los israelís para ellos, y han comenzado un boicot que incluye desagradables acciones como mostrar camisetas con sangre en el hotel donde duermen jugadores y cuerpo técnico.

Los futbolistas mantuvieron una reunión con el presidente de la AFA, Claudio ‘Chiqui’ Tapia para mostrarles su negativa ante la disputa del partido contra Israel por miedo a las protestas que se pueden producir en el estadio y en las inmediaciones.

La Asociación de Fútbol de Palestina agradeció en declaraciones a EFE la cancelación del amistoso entre Argentina e Israel previsto para el próximo sábado en Jerusalén. “Las noticias que estamos recibiendo son que se ha cancelado, pero aún no tenemos ninguna confirmación oficial”, dijo la directora internacional de la Asociación de Fútbol de Palestina, Susan Shalabi.

“De confirmarse, he de decir que tiene mucho mérito que el equipo argentino haya decidido no prestarse para convertirse en una herramienta política”, aseguró, satisfecha.

Para Shalabi, este es “un buen ejemplo de separación de política y deporte y de cómo no permitir a los políticos imponer su agenda”. “Es algo por lo que les tenemos que agradecer a los argentinos”, aseguró.

La Asociación de Fútbol de Palestina había solicitado la cancelación del encuentro, y la AFA es la que debe tomar la decisión. Ante los pocos días que quedan para el comienzo del Mundial y la dificultad que conlleva buscar otro rival con tan poco margen, Argentina se había metido en un problema.

El embajador de Palestina en Argentina, Husni Abdel Wahed, mostró su rechazo ante el amistoso. “Este partido es como que nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de Malvinas, esto sería una aberración, una falta de respeto y una agresión al sentimiento del pueblo argentino”, aseguró en radio Coperativa.

“Este partido se enmarca dentro de las celebraciones del 70º aniversario de la creación del Estado de Israel. Para nosotros es inaceptable realizar este partido en Jerusalén porque es territorio ocupado y es doloroso ver que el equipo, que cuenta con el cariño y apoyo de tantos ciudadanos palestinos y árabes, sea partícipe en la violación al derecho internacional”, sentenció.

Fuente: Diario AS

Compartir: