El presidente brasileño fue sometido a una nueva cirugía para corregir la herida del ataque durante la campaña

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, fue sometido hoy en San Pablo a una nueva cirugía para corregir una herida en el abdomen como consecuencia del apuñalamiento sufrido el año pasado durante un acto de campaña.

La intervención comenzó a las 7.35 horas (10.35 GMT) y finalizó después de las 12.30 (15.30 GMT), según informaron fuentes de la clínica Vila Nova Star a los reporteros apostados en ese centro médico de la zona sur paulistana.

El vocero presidencial, general Otavio Rego Barros, dijo a las 9 horas locales que el estado del paciente era «excelente» durante un diálogo informal con periodistas.

Rego Barros ofrecerá una conferencia de prensa en la tarde de este domingo y no se descarta que haga lo propio el médico Antonio Luiz do Vasconcellos Macedo, que ya comandó las anteriores operaciones.

La presidencia de la República será ejercida de forma interina por el vicepresidente, el general Hamilton Mourao.

En enero pasado Bolsonaro dejó trascender su disgusto con Mourao por el protagonismo político que éste desempeñó luego de la tercera operación.

El excapitán y mandatario reasumirá la jefatura de Estado el próximo jueves y a partir de allí tendrá reuniones con sus ministros en la clínica Vila Nova Star.

Esta es la cuarta cirugía a la que fue sometido Bolsonaro en razón de las graves heridas en el intestino durante un mitín proselitista en Juiz de Fora, interior de Minas Gerais.

Los médicos informaron que la cirugía de hoy es de «mediano porte» y habían estimado que duraría cerca de tres horas, previsión que no se cumplió dado que el paciente permaneció cerca de cinco.

En septiembre de 2018 el entonces candidato Bolsonaro estuvo al borde de la muerte dijeron los médicos que lo operaron en el hospital Santa Casa de Misericordia de Juiz de Fora, tras lo cual fue transferido al Hospital Albert Einstein de San Pablo donde estuvo dos semanas internado.

Debido a su convalecencia Bolsonaro dejó de realizar actos de campaña y tampoco participó en los debates con los otros candidatos de cara a las elecciones celebradas el 7 de octubre ni al balotaje del 28 de ese mes.

El atacante, Adelio Bispo, un hombre de 41 años afectado por una dolencia mental según la Justicia, está arrestado desde septiembre de 2018 en un presidio de máxima seguridad federal.

Fuente: ansalatina.com

Compartir: