El Presidente de los Estados Unidos anunció que abandona el tratado nuclear con Irán

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció ayer finalmente el abandono por parte de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán. El anuncio se produjo luego de que varios países intentaran infructuosamente persuadir al mandatario de no retirarse del histórico tratado multilateral.

Según el presidente estadounidense, el acuerdo nuclear de 2015 es un “trato horrible y unilateral” que “no ha traído la paz” y “nunca lo hará”. Trump ha argumentado su decisión afirmando que, aun si Teherán cumple las disposiciones del tratado, la República Islámica puede desarrollar armas nucleares “en poco tiempo”.

“Ninguna acción tomada por el régimen iraní ha sido más peligrosa que su intención de adquirir armas nucleares y los medios para llevarlas a sus objetivos”, aseveró Trump.

Durante su declaración, el mandatario anunció además el establecimiento de nuevas sanciones contra la República Islámica. “El régimen iraní es el principal Estado patrocinador del terror”, agregó el presidente.

Denominado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), el acuerdo fue firmado por Irán y el Grupo 5+1 (Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania) en 2015, y estipuló el levantamiento de una serie de sanciones contra la República Islámica a cambio de su compromiso de no desarrollar ni adquirir armas nucleares.

El presidente estadounidense reprocha que el tratado falla en su objetivo de proteger a Washington y a sus aliados de la “locura” de una bomba nuclear iraní, además de dejar por fuera otros objetivos clave para sus intereses. En concreto, Trump condena que el acuerdo:

► “Ha permitido a Irán continuar enriqueciendo uranio”.

► No impone “ningún límite” a las “siniestras” actividades iraníes en lugares como Siria y Yemen.

► Ha provisto de fondos a Teherán para “apoyar el terrorismo” y “desestabilizar Oriente Medio”.

► Provocaría una “guerra armamentista” en la región en caso de continuar en pie.

► Carece de mecanismos adecuados para prevenir, detectar y castigar “fraudes” de la parte iraní.

► No da derecho a inspeccionar varios “lugares importantes”, incluyendo instalaciones militares.

► No cubre el programa de misiles balísticos iraní.

Adicionalmente, Trump afirmó que cuenta con “pruebas definitivas” y “concluyentes” provenientes de la Inteligencia israelí de que Irán busca activamente hacerse con armamento nuclear.

Trump había prometido rechazar la extensión del alivio de esas medidas restrictivas para el 12 de mayo si no se arreglaban los “terribles defectos” del “muy mal negociado” tratado multinacional. En esa fecha vencen las últimas exenciones de sanciones aprobadas por EE.UU. en favor de la República Islámica.

El presidente francés, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel, y la primera ministra británica, Theresa May, habían anunciado su disposición de discutir enmiendas al JCPOA según las expectativas de Trump.

Teherán, que afirma desarrollar su programa de misiles únicamente con fines defensivos, reiteró que no pretende hacer ninguna concesión adicional en torno al acuerdo nuclear, que según el presidente iraní, Hasán Rohaní, “no es negociable de ninguna forma”, aseguraron que una salida de EE.UU. liberaría a la República Islámica de cualquier obligación en el marco de dicho tratado, y prometieron reanudar “enérgicamente” el programa nuclear iraní con una producción de uranio más enriquecido que antes.

Fuente: baenegocios.com

Compartir: