El presidente Macri expuso en la Asociación Empresaria Argentina donde remarcó la busqueda de consensos

“Es fundamental construir consensos, que todas las fuerzas políticas demos señales reales que reduzcan la imprevisibilidad y así proteger a los argentinos, especialmente a los más vulnerables”, enfatizó el presidente Mauricio Macri al exponer en la IV Jornada de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

El Jefe de Estado remarcó que esa es “una forma concreta de colaborar para cuidar los ingresos y los ahorros” de la gente y puso de relieve en ese sentido el diálogo entre la Nación, las provincias y los municipios que “fue siempre fluido y constante”.

Del mismo modo, destacó que durante la gestión del Gobierno las provincias tuvieron más participación sobre el total de recursos federales en relación con otros períodos presidenciales.

“También logramos acuerdos entre empresarios y sindicalistas, incluyendo las provincias, que mejoraron la productividad y generaron oportunidades para todos los argentinos”, sostuvo Macri.

El Presidente se refirió a las 55 mesas de productividad que representan “algo inédito en la historia de nuestro país y que ha tenido grandes resultados”.

“Y en ese mismo clima de diálogo estoy en contacto permanente con los distintos representantes de los partidos que compiten en las elecciones de octubre”, dijo.

“He convocado y escuchado a la oposición y lo seguiré haciendo”, añadió.

Expresó su convicción de que “la única manera de salir adelante es dialogando y construyendo confianza, porque es la base de cualquier vínculo”.

“Es buscando la paz, sin querer perjudicarnos ni exponernos unos a otros porque, en definitiva, los que salimos perdiendo somos todos los argentinos”, sostuvo.

El Jefe de Estado pronunció estas palabras en el cierre de la reunión de la AEA, que se realizó en el Hotel Sheraton de Retiro, y a la que concurrieron, además, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

Macri puntualizó que los mercados financieros “mostraron una fuerte volatilidad después de las PASO; hubo una mayor tensión cambiaria, el riesgo país se triplicó y los valores de la Bolsa cayeron a menos de la mitad”.

“Como Presidente, mi foco es hoy reducir esa vulnerabilidad y poder llevarles tranquilidad a todos los argentinos”, remarcó.

Indicó que a partir de esa situación el Gobierno vino adoptando una serie de medidas tendientes a estabilizar el tipo de cambio, el aumento del piso sobre el cual se aplica el Impuesto a las Ganancias y el aumento del Salario Mínimo “que este mes va a impactar directamente en 4 millones de argentinos”.

También mencionó y la eliminación del IVA para productos básicos, la exención de los aportes previsionales por parte de los trabajadores en relación de dependencia y las facilidades a las Pymes para que puedan cancelar deudas.

En cuanto a lo macroeconómico, señaló la extensión de plazos de la deuda “después de una segunda semana donde tuvimos otras disrupciones políticas, definimos poner un límite a la volatilidad en el mercado de cambio con el objetivo final de proteger la estabilidad cambiaria y especialmente a los ahorristas”.

“Y lo hicimos de una manera transparente evitando cualquier tipo de discrecionalidad”, remarcó el Presidente.

Reiteró que son medidas “que sólo se justifican en la emergencia y durante un tiempo limitado”, pero que fueron implementadas “para evitar daños mayores”, ser “lo menos invasivas posible, y que no afecten a los ciudadanos de a pie, especialmente a los de ingresos medios y bajos”.

“Buscamos cuidar, sobre todo, el ahorro de la clase media que es la que siempre pone el hombro y que siente que su esfuerzo nunca es retribuido como se merece”, dijo.

“Sabemos que ese ahorro significa mucho” porque constituye el resultado de “un pasado de esfuerzo” y “la tranquilidad a futuro de ellos y de sus familias”.

Reseñó que los objetivos del gobierno han apuntado a resolver en primer término los desequilibrios macroeconómicos deficitarios, así como alcanzar una mayor integración con el mundo “que es el único camino para que la Argentina crezca y progrese de verdad”, a través del intercambio de inversiones, tecnología y mercados.

Del mismo modo, remarcó que con “cargas impositivas razonables, es más fácil terminar con la informalidad y la evasión y la competencia desleal”.

Ratificó el sesgo exportador que tiene el Gobierno para el desarrollo de las empresas nacionales y especialmente de las Pymes.

El Presidente recalcó que “hoy estamos viviendo en una república libre a la que claramente le falta seguir encaminando la economía para que salga de estas décadas de altas y bajas que tanto daño nos han hecho”.

“Pero solamente vamos a salir sobre la base de seguir diciéndonos la verdad, de respetarnos unos a otros, de expresarnos en libertad sin que traiga ninguna consecuencia”, resaltó.

“Y que podemos seguir batallando para tener un país donde podamos vivir sin comportamientos mafiosos ni corrupción, que destruyen el empleo, el futuro, las oportunidades”, agregó.

Enfatizó que “estamos siendo mejores todos los días más allá de esta coyuntura económica que tanto daño nos ha traído” y “para eso es fundamental que confiemos en nosotros mismos, en todos los argentinos”.

“Quiero decirles que esa Argentina es posible, está ahí, está acá, es la que vamos a lograr, con confianza, defendiendo nuestras ideas, nuestras creencias, nuestros valores, sin miedo, sin especular”, afirmó.

Fuente: Presidencia de la Nación

Compartir: