Rescatan a los doce niños y el entrenador atrapados en una cueva de Tailandia

Los doce niños y el entrenador atrapados desde hace más de dos semanas en una cueva de Tailandia ya se encuentran fuera de la gruta, sanos y salvos, después de que el equipo de rescate hay conseguido sacar con éxito al último grupo, compuesto por cuatro niños y el adulto, en una operación cuyo éxito ha desatado la alegría en el país asiático y las felicitaciones desde todos los rincones del mundo.

“No estamos seguros de si esto es un milagro, ciencia o qué. Los trece Jabalíes Salvajes [apelativo del club de fútbol al que pertenecen]están ya fuera de la cueva”, ha confirmado la unidad de élite de la Marina tailandesa que ha liderado el operativo en su página de Facebook, en la que señala, además, que todos ellos están sanos y salvos.

El rescate de los 13 atrapados se ha sucedido de manera escalonada: cuatro salieron el domingo, cuatro el lunes y otros cinco este martes. La operación de salvamento, extraordinariamente compleja y difícil, se cobró la vida el pasado jueves del submarinista tailandés Samarn Kunan.

Las lluvias obligan a acelerar el rescate

Se necesitaron dos jornadas completas para evacuar a los primeros ocho niños de la cueva de Tham Luang. Sin embargo, las autoridades han decidido acelerar el rescate este martes y sacar a los otros cuatro menores y al entrenador en el menor tiempo posible, ante la amenaza de que las fuertes lluvias inundaran las galerías y dificultaran aún más el rescate.

Después de una pausa de 10 horas para reponer el material utilizado y evaluar las condiciones en la caverna, el contingente internacional formado por 18 miembros se ha adentrado a primera hora del martes en la cueva.

Para salir de la cavidad donde se habían refugiado, los 13 rescatados, acompañados por dos buzos, han tenido que atravesar laberínticos pasadizos parcialmente inundados y fuertes desniveles en condiciones de visibilidad nula.

Según ha confirmado el primer ministro tailandés, Prayut Chan, a los menores se les ha dado una medicación contra la ansiedad para ayudarles a mantener la calma durante el tránsito.

Los rescatados están en buen estado de salud

Los cinco rescatados este martes han sido atendidos en un hospital de campaña en la entrada de la cueva antes de ser trasladados al hospital de Chiang Rai, la capital provincial. De momentono se ha informado de su estado de salud.

Los menores rescatados el domingo y el lunes se encuentran en buen estado, pero permanecen en cuarentena para evitar enfermedades, debido a la debilidad de su sistema inmunológico. Los familiares pueden verles a través de un cristal.

Según las autoridades, el grupo pasará al menos una semana en observación, por lo que no podrán aceptar la invitación de la FIFA para asistir a la final del Mundial de Fútbol en Rusia.

Los doce escolares -con edades comprendidas entre 11 y 17 años- pertenecen al club de fútbol “Jabalíes salvajes”. Junto con su entrenador, de 26 años, se internaron en la cueva el sábado 23 de junio después de un entrenamiento. Una súbita tormenta inundó la cavidad, les cortó la salida y les obligó a internarse por las galerías a más de cuatro kilómetros de la entrada, hasta encontrar un lugar a salvo de la inundación.

Felicitaciones de todo el mundo

Una de las madres dio la voz de alarma al ver que su hijo no regresaba, y los guardabosques del parque nacional donde se encuentra la gruta hallaron las bicicletas de los niños, pero el primer intento de búsqueda quedó abortado por la crecida de las aguas estancadas en el complejo subterráneo.

Las autoridades desplegaron entonces a un millar de militares para las tareas de rastreo de los desaparecidos, a los que se sumaron centenares de voluntarios internacionales, entre ellos el buzo español Fernando Raigal. Nueve días después de iniciarse la búsqueda, dos buzos británicos localizaron a los chavales en una isleta de terreno elevado a unos cuatro kilómetros en el interior de la cavidad.

Con todos ellos ya fuera de la cueva, las felcitaciones se suceden: “¡Gracias a todos los que ha ayudado a mis compañeros a salir de la gruta!”, exclamaba Settawat Boonsori, compañero de equipo de los Jabalíes Salvajes, en declaraciones a AFP. En Ching Rai, la capital provincial, los conductores hacían sonar el claxon de sus vehículos y los ciudadanos, que han seguido con gran intensidad las labores de búsqueda, se felicitaban por el éxito del rescate.

Las felicitaciones, en cualquier caso, su suceden por todo el mundo: desde el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha escrito en Twitter: “¡Todos libres, buen trabajo!”, hasta la Casa Real española, pasando por otros líderes mundiales, el Manchester United o el presidente de la FIFA;K Gianni Infantino, que había invitado a los chavales a ver la final del Mundial de Rusia. Por ahora, tendrán que permanecer hospitalizados, recuperándose de la mayor aventura de sus vidas.

Fuente: RTVE.es

Compartir: