Tucumán cerró suba de 17% más gatillo y se suma a Salta y Misiones quienes acordaron paritarias docentes

Tucumán, la provincia que gobierna Juan Manzur, se sumó ayer al privilegiado lote de tres provincias, junto a Salta y Misiones, que garantizaron el normal inicio de las clases al resolver las negociaciones salariales con los gremios docentes. El acuerdo tucumano superó el de sus antecesores al establecer un incremento salarial de 17% en dos tramos (8% en marzo y 9% en septiembre) y la inclusión de una cláusula gatillo de ajuste automático por inflación, un esquema que también ofertaron los gobiernos de Santa Fe y Córdoba (cuyas negociaciones están avanzadas), pero que es firmemente resistida por la Casa Rosada.

De hecho, la exclusión de ese cláusula en las propuestas formuladas a los docentes por las administraciones de los oficialistas María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad) es uno de los motivos que impidieron avanzar en ambas paritarias al punto que los gremios irán a un paro de 48 horas el lunes y martes próximos.

Ayer, en la previa al comienzo de las clases previsto para hoy, los gremios docentes porteños se reunieron con funcionarios de la Ciudad y rechazaron un nuevo ofrecimiento, consistente en una mejora salarial de 12% en dos tramos y la inclusión de una cláusula de revisión. Si bien hoy dictarán clases en forma normal (solo el gremio de Ademys convocó a una huelga que afectará a algunas escuelas del distrito), ratificaron el paro de dos días de la próxima semana, que adquirirá carácter nacional mañana a partir de un anuncio de la conducción de Ctera.

“Estamos dispuestos a reunirnos las veces que sea necesario. Pero propusieron una cláusula de revisión en vez de gatillo y el aumento son solo $ 1700 a lo largo de todo el año”, se quejaron desde la cúpula de UTE, que encabeza el dirigente Eduardo López.

Apenas unas horas después del fracaso en la paritaria porteña, el mismo escenario se repitió en La Plata durante el nuevo encuentro convocado por la gestión de Vidal. Allí también los representantes del Frente Gremial (integrado por FEB, Suteba, Amet, Sadop y Udocba) rechazaron la propuesta 15% más el reconocimiento anual por presentismo de hasta $ 6000 por año y la inclusión de una revisión durante el mes de octubre. Aunque formalmente los sindicatos indicaron que el viernes anunciarán medidas de fuerza, fuentes gremiales aseguraron que ya está tomada la decisión de adherir al paro nacional de Ctera de lunes y martes, con lo que se postergaría hasta el miércoles el comienzo del ciclo lectivo en las escuelas bonaerenses.

“Me parece desprolijo por parte del Gobierno porque ya firmamos en 2016 una cláusula de revisión y no la cumplieron”, se quejó el titular del Suteba, Roberto Baradel, mientras Mirta Petroccini, de la FEB, advirtió que “hay una profunda preocupación en toda la comunidad” ante la falta de avances en la discusión con las autoridades provinciales.

En tanto, desde el gobierno bonaerense, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, sostuvo: “Seguiremos trabajando en los próximos días para poder llegar a un acuerdo”. En el gobierno bonaerense no descartaban anoche dictar la conciliación obligatoria en el conflicto con los maestros.

A contramano de esa situación, Manzur celebró ayer el entendimiento logrado en Tucumán, que permitirá que hoy comiencen normalmente las clases. “Soy un defensor de los trabajadores y creo en la escuela pública. Con este acuerdo quedó demostrado que el gobierno puso todos los recursos para que 500.000 chicos estén en las escuelas”, subrayó.

Fuente: cronista.com

Compartir: